COMO CONSUMIR COLMENILLAS DE FORMA SEGURA

Colmenillas, Murgulas, Rabassoles, Morillas, Morels

Te lo explicamos, como cocinarlas sin riesgo.

Es una especie propia de la estación primaveral, se trata de una seta delicada, exquisita, extraordinaria de ahí utilización en la alta cocina, una seta muy valorada en restauración.

Su característica más peculiar es su parecido con el panal de las abejas, su colorido varía del marrón oscuro a un color dorado, en fresco su olor es inapreciable. Su fisionomía se caracteriza por  su pie y su sombrero siempre unidos y el interior hueco.

El hábitat es múltiple, los bosques de coníferas, olivos, manzanos, choperas, orillas de los ríos, malezas.

Partiendo de la base de que la colmenilla en fresco es tóxica, os mostramos la forma correcta de utilizarlas


  • Colmenilla Fresca para consumir esta especie partiendo de setas en fresco es preciso someterla a una cocción prolongada de al menos 20 a 30 minutos, aclararlas y por supuesto no utilizar el agua de dicha cocción.
  • Colmenilla Congelada seguir el mismo proceso de cocción y retirar el agua de ebullición, una vez hecho esto ya es apta para preparar  salteados, cremas, rellenos…
  • Colmenilla Deshidratada ponerlas previamente en remojo en agua caliente o templada hasta su hidratación, una vez hecho esto retirar el agua de su rehidratado, aclararlas y preparar al gusto.

El proceso de deshidratado, es sin duda el método más efectivo para eliminar la toxicidad de esta especie tan exquisita 

Si te queda alguna duda no dudes en preguntar


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*