¿Sabes cómo se elaboran las setas según su transformación?

Te lo contamos paso a paso para que no te pierdas y puedas hacer tantas elaboraciones como tú quieras sin morir en el intento.

  • Setas Congeladas

Por ejemplo sin se trata de Boletus no es necesario descongelarlos totalmente, si se trata de piezas enteras bastará con dejarlas hasta que adquieran una consistencia que admita su corte de manera limpia, si lo haces antes de tiempo la seta se rompería al hacer el corte y si la dejamos descongelar más de la cuenta, se queda demasiado blanda y sin consistencia con lo cual no te permite hacer un laminado perfecto.

  • Setas Deshidratadas

¿Sabes que las puedes rehidratar poniéndolas en remojo en agua fria, templada o caliente? nosotros siempre recomendamos en agua caliente o templada porque se reduce el tiempo de la rehidratación y este es variable según la variedad y la consistencia de las especies, no es lo mismo si se trata de un ejemplar entero que si se trata de una especie que ya está laminada, en este caso su tiempo es menor, entorno a 45 min suelen estar listas para utilizar,

  • Setas Frescas

Hay que limpiarlas de tierra y de las impurezas que puedan tener, y se le puede dar un lavado muy tenue, es mejor raspar si le queda algo de restos de tierra que pecar por un exceso de lavado. Una vez hecho, las puedes cocinar como tu quieras, son muy versátiles y admiten múltiples preparaciones todas ellas fáciles y ricas, ricas…

  • Setas en Conserva

Son las más fáciles de utilizar, bastara con darles simple salteado y salpimentar al gusto, una vez troceadas si son de un tamaño algo más grande del deseado, que podrás incorporar a tus recetas preferidas como guarnición o acompañamiento, en revuelto… como tú prefieras ¿Quién da más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*